jueves, 3 de marzo de 2016

QUIEN EDUCA EN SEGURIDAD VIAL


“Educad a los niños y no tendréis que castigar a los hombres”(Pitágoras), ilustra a la perfección la importancia de enseñar valores desde la infancia. La familia es el primer agente educador y socializador del menor. La tarea de sus tutores es imprescindible, en todos los ámbitos, también en el de la enseñanza de la seguridad vial. Primero al crear hábitos y actitudes. Segundo, actuando como motivadores, como modelos de comportamiento… Un comportamiento contradictorio, no acorde a lo aprendido por ejemplo en la escuela, conllevará una conducta muy difícil de modificar.
A pesar de esto, los padres no parecen ser muy conscientes de esta importancia. El Barómetro sobre Educación Vial en España de Fundación Mapfre revela que la mayor parte de los encuestados delega su responsabilidad como educador vial. Un 63% considera que esta tarea incumbe a las autoridades de tráfico, mientras que un 50% cree que corresponde al colegio. Los niños, en cambio, tienen otra idea al respecto: la mayoría afirma que aprenden de sus padres (un 67%) y del colegio (un 62%). 
Los padres y madres son esenciales en la educación vial de sus hijos, ya que, generalmente, es con ellos con quienes los niños tienen sus primeras experiencias en la carretera, siendo peatones o bien pasajeros de un vehículo.
Un bebé al que siempre han sentado en un coche con un sistema de retención infantil podrá ponerse fácilmente su cinturón de seguridad cuando crezca; un niño a quien sus padres han explicado cómo cruzar la calle, estará más seguro cuando se desplace de manera autónoma... Por tanto, formar a los padres en temas de seguridad vial ayuda también a educar a los niños.
Pero ¡cuidado!, las palabras son una cosa, pero el ejemplo es el que más cuenta, y los hijos se fijan sobre todo en cómo actúan sus padres. En este sentido, la escuela, como autoridad alternativa, puede intervenir positivamente, de ahí que a menudo son los propios alumnos quienes acaban dictando a sus padres los comportamientos seguros.

martes, 1 de marzo de 2016

COORDINADORES DE EDUCACIÓN VIAL.

La Educación Vial en España se está convirtiendo en una estrategia preventiva y prioritaria para la sociedad y para la DGT, que, ya desde 1985, apostó por mejorarla creando, en Salamanca, el Centro Superior de Educación Vial (CSEV), un centro de ámbito nacional dedicado a la investigación, la formación vial, el diseño de programas y recursos didácticos, la orientación y el asesoramiento en todo lo relacionado con la promoción y la implementación de la Educación Vial de los ciudadanos.
En este contexto, surgió la figura del Animador de Educación Vial, hoy reconvertido en el Coordinador-a Provincial de Educación Vial. Son funcionarios formados específicamente para llevar a cabo las competencias establecidas por la DGT para promocionar la Educación Vial. En cada una de las jefaturas provinciales de Tráfico, desarrollan su trabajo uno o dos Coordinadores. Su actividad tiene como destinatarios a todos los colectivos ciudadanos, pero muy específicamente a los Centros Educativos, instituciones, organismos, empresas, asociaciones, ONGs y cualquier otro ámbito que reclame sus servicios y recursos para diseñar o desarrollar proyectos o programas de Educación Vial.
Los coordinadores son promotores de la educación vial en su provincia
Los coordinadores de Educación Vial desarrollan una amplia actividad y entre sus objetivos podemos resaltar:
  • Conocer, promover, motivar, orientar y apoyar a los diferentes colectivos (escolares, adolescentes, padres-madres, jóvenes, adultos, mayores, fiscales, sanitarios, matronas, discapacitados, medios de comunicación, asociaciones y otras administraciones).
  • Fomentar la participación activa en actividades de Educación Vial que ya se estén desarrollando.
  • Investigar y participar en la formación permanente para el conocimiento de la Educación Vial.
  • Mantener un flujo constante de comunicación y ‘feedback’ con la Unidad de Intervención Educativa del CSEV y con su jefatura provincial.
  • Llevar la evaluación y control de todas las actividades y proyectos.
El plan de trabajo que desarrollan responde a las directivas de la DGT, así como a la Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 establecida para los países europeos. Los Coordinadores de Educación Vial trabajan con los diferentes colectivos sociales implicados en la movilidad segura y para todos los tramos de edad, ya que la Educación Vial no debe limitarse a los períodos escolares sino abordarla, de forma continuada, a lo largo de toda la vida.

jueves, 25 de febrero de 2016

LA SEÑALIZACIÓN DE LAS MANIOBRAS EN LA BICICLETA.

Nos hacemos eco de las recomendaciones que da la D.G.T, en la guía "La Conducción de Bicicletas"  en lo referente a la señalización de las maniobras.
ANTES DE INICIAR LA MARCHA E INCORPORARSE A LA CIRCULACIÓN: 
En primer lugar hay que OBSERVAR la situación de los demás vehículos, asegúrate de que no se acercan otros vehículos o están lo suficientemente lejos. Tenemos que comprobar si alguna señal o norma de circulación nos prohíbe realizar la maniobra. Si no la hay...
SEÑALIZAREMOS la maniobra. Hay que hacerlo con suficiente antelación y claridad para advertir a los demás conductores lo que vamos a hacer. Es importantísimo que los demás conductores nos vean. Por eso es fundamental la anticipación y mantener la señalización el tiempo que sea necesario.
Por ultimo EJECUTAREMOS la maniobra de forma correcta y solo si estamos totalmente seguros de que puede realizarse. La maniobra de incorporación se señaliza con el brazo horizontalmente a la altura del hombro.
Giro a la derecha.
Para efectuarlo, nos situaremos lo más cerca posible del borde derecho de la calzada, moderando la velocidad y asegurándonos de que se puede realizar el giro.
Señalizaremos esta maniobra con el brazo, izquierdo, doblándolo hacia arriba con la palma de la mano extendida o, con el brazo derecho, en posición horizontal con la palma de la mano extendida hacia abajo.
Giro a la izquierda.
Si la vía es de sentido único: Hay que situarse, lo más cera posible al borde izquierdo de la calzada y señalizar con suficiente tiempo la maniobra. 
Si la vía es de doble sentido: Hay que ceñirse a la marca longitudinal de separación o mediana y si ésta no existiese al eje de la calzada, sin invadir la zona destinada al sentido contrario, señalizando con tiempo. 
Si la vía interurbana no dispone de un carril acondicionado para este giro: Para el giro a la izquierda hay que colocarse a la derecha, fuera de la calzada siempre que sea posible e iniciarlo desde ese lugar, señalizando previamente. 
Si la vía interurbana dispone de un carril acondicionado para este giro: Situarse en él con suficiente antelación y girar cuando la señalización lo permita. 
Se puede señalizar con el brazo izquierdo en posición horizontal con la palma de la mano extendida hacia abajo o, con el brazo derecho doblado hacia arriba, también con la palma de la mano extendida 
Para parar o ante la necesidad de frenar bruscamente: Hay que indicarlo moviendo el brazo alternativamente de arriba abajo con movimientos cortos y rápidos.

martes, 23 de febrero de 2016

SEGURIDAD VIAL EN PERSONAS INVIDENTES


Hoy nos hacemos eco del reportaje que emitió RTVE, en su programa Seguridad Vital, donde nos presentan las dificultades que tienen cada día las personas invidentes en sus desplazamientos.
En el siguiente enlace se puede seguir este interesante video:
Son mas de una las publicaciones en las que se trata el tema de accesibilidad de los entornos urbanos, como ejemplo tenemos la interesante publicación Manual de Vados y Pasos de Peatones, donde se desarrollan una serie de recomendaciones para hacer mas accesible la ciudad a todos.
Por último y por si se quiere profundizar en el tema la Fundación O.N.C.E, edita un Manual de Accesibilidad dirigido a Técnicos Municipales, que se puede consultar en el siguiente enlace.